27 de diciembre de 2014

“El niño y el Futuro: una crítica ontológica de la enseñanza a través de Agustín García Calvo”

por Guillermo García Maciá


http://www.ceapedi.com.ar/otroslogos/index.htm


Resumen: 

El autor defiende que para comprender en profundidad el pensamiento de García Calvo a través de la filosofía debe ser abordado en relación con el postestructuralismo francés tal como encarnado en Deleuze y Foucault. A partir de su crítica a la educación, y en concreto a propósito de una conferencia sobre los procedimientos para la formación de los niños en aras de su correcta adaptación al modo de vida del capitalismo, en este artículo se pone en obra el modus operandi del catedrático, dando al mismo tiempo una visión global de los aspectos más generales de su pensamiento. 


GARCÍA MACIÁ, GUILLERMO: “El niño y el Futuro: una crítica ontológica de la enseñanza a través de Agustín García Calvo”. Otros Logos (2014). Revista de Estudios críticos. 137-159. ISSN 1853-4457

25 de diciembre de 2014

21 de diciembre de 2014

"De tu fracaso" (A. García Calvo) - Blanco & Mayr


Disco "Por las ramas" Blanco & Mayr
Tema interpretado durante el homenaje a Agustín García Calvo organizado por la Fundación Cuña-Casasbellas, en el Teatro Principal de Pontevedra (noviembre 2013).
Herman Mayr: Melódica, bajo y voz
Néstor Blanco: Guitarra acústica y voz
Video: Cristina Villaverde
Producción: Yellow Zamburiña Records



https://itunes.apple.com/us/album/por-las-ramas/id795568495

***

“Sonetos teológicos” de Agustín García Calvo

I
Enorgullécete de tu fracaso,
que sugiere lo limpio de la empresa:
luz que medra en la noche, más espesa
hace la sombra, y más durable acaso.

No quiso Dios que dieras ese paso,
y ya del solo intento bien le pesa;
que tropezaras y cayeras, ésa
es justicia de Dios: no le hagas caso.

¿Por lo que triunfo y lo que logro, ciego,
me nombras y me amas?: yo me niego,
y en ese espejo no me reconozco.

Yo soy el acto de quebrar la esencia:
yo soy el que no soy. Yo no conozco
más modo de virtud que la impotencia.
  
y II
Pero no cejes; porque no se sabe
cuándo pierde el amor, dónde la tierra
volteando camina, ni qué encierra
mensaje del que nadie tiene clave.

Pues el Libro Mayor (y eso es lo grave)
del Debe y el Haber nunca se cierra,
y acaso acierte el que con tino yerra;
ni es nada el mundo hasta que el mundo acabe.

Si te dicen que Dios es infinito,
di que entonces no es; y si finito,
que lo demuestre pués y que concluya.

Pero no hay Dios ni hay Ley que a contradanza
no se pueda bailar. Tu muerte es tuya.
Tu no saber es toda tu esperanza.

18 de diciembre de 2014

BALADA ESTIVAL DE LAS CARCELES MADRILEÑAS, 1968


En la trena lo tienen aún
              a Jaime, la prenda
       de la buena compañía;
    en chirona está Paco Gil,
           que así se sonreía;
     y Miguel en Carabanchel,
     y en las Ventas las tres Marías;
para Izquierdo, Aldecoa y Giral
               y Emilio y David 
           son números los días;
    y también a la sombra está
               Josefa García.
 
Los jüeces, como es natural,
              se van a la Toja,
       o si no, a Fuenterrabía;
    su permiso irá a disfrutar
           el blanco policía:
    la Justicia descansa al sol;
    pero no muere todavía:
generales, ministros y Dios
               tostándose están
           las panzas respectivas.
    Y también a la sombra está
              Josefa García.

 La señora que va de bazar,
               jarrones, visillos,
       sábanas, mantelerías;
   la empleada el Sábado, al fin,
          el tren de cercanías:
   cada cual en su condición,
   todo el mundo a vivir su vida;
y en el apartamento dos mil,
              con hielo y con gin,
           el disco se vacía.
   Y también a la sombra está
             Josefa García.

No están ni por fu ni por fa,
              ni culpa ni causa,
       ni pasión ni ideología,
   sino porque guerra la paz,
          porque la noche día:
   por la misma razón que aún
    cruje el arco y gime la lira:
aquel hombre que vive a jornal
               y aquélla que ya
            más flores no le envían.
      Y por eso a la sombra está
               Josefa García.

Porque llaman amor a la ley
              y ley a la fuerza
        y verdad a la mentira;
     y por eso el sol sabe a hiel
            y el pan a cobardía,
     y los libros a muerto y
     a sin sal la sabiduría,
  y los besos de hombre y mujer
                a cal, y el amor
            a reja y celosía,
     desde que ella a la sombra está,
               Josefa García.

En el patio central del penal
              hay una morera
       que florece a mediodía
   de palabra al vuelo que va
         por esas galerías:
   “Libertad no sabéis lo que es,
   pero sí penitenciaría.
El que quiera romper la prisión,
             que encuentre la luz
         negando cielo arriba
 que en el cielo Dios y a la sombra esté
            Josefa García".

Canción 68 de Canciones y soliloquios

GARCÍA CALVO, Agustín: Canciones y soliloquios. Zamora: Ed. Lucina, 1993 (3ª Ed.). págs. 132-135.
                      
                                       *** 

Chicho Sánchez Ferlosio - Balada de las prisiones:



                  tokata.info

17 de diciembre de 2014

Ediciones La Banda de Moebius y la Comuna Antinacionalista Zamorana

La Banda de Moebius fue una editorial de carácter alternativo e inicialmente ligada a la contracultura que fue creada en Madrid a principios de 1976... Su primera publicación de esta serie, Manifiesto de la Comuna Antinacionalista Zamorana, editada en aquel momento sin autor, fue secuestrada por el Juzgado de Orden Público... Leer más



Manifiesto de la Comuna Antinacionalista Zamorana


1976, La Banda de Moebius
 CAZ


 Comunicado urgente contra el Despilfarro
 

 1977, La Banda de Moebius
CAZ

  

De los modos de integración del pronunciamiento estudiantil


1979, la Banda de Moebius
1987, Ed. Lucina
CAZ

***


Luis Manuel Rodríguez, Editor.
Impresos en Hijos de E. Minuesa, S.L.
Portada: Carlos Bloch
Contraportada: José María Bloch 


Viriato y la CAZ

16 de diciembre de 2014

Agustín García Calvo - Revista Mombaça

MOMBAÇA II, la portada. Fotografía de Enrique Rivas

Revista MOMBAÇA II: Anarcominimalismo

Poder, Estado, Arte y Palabra: Entrevista con Agustín García Calvo
por Jorge Páez, 2009


 ***

Mombaça-AGC

Lo llamaban Transición. Conferencia de Agustín García Calvo 
 
Palacio de Anaya, Salamanca.
22 de Enero de 2010
Monográfico de Mombaça: Lo llamaban Transición

 Págs. 107-109 (49-50 del pdf)

14 de diciembre de 2014

Contra Patrias y Culturas




Conferencia: Agustín García Calvo, Contra Patrias y Culturas.

Dentro de : CIEM. I Congreso Internacional
La Europa del Mediterráneo: Encrucijada de Lenguas y Culturas
15 mayo 2006.
Facultat de Ciències Humanes i Socials
Universitat Jaume I
Castelló de la Plana

13 de diciembre de 2014

Otra vez hablando de lo que habla

Conferencia de Agustín García Calvo en la Escuela Oficial de Idiomas de Leganés, Madrid. 20.04.2010

RESUMEN

Reconociendo la contradicción que se da entre la lengua DE que se habla y la lengua EN que se habla, se trata de hacer sentir al lector la inmensa complejidad de la máquina de la lengua, que nos pasa casi enteramente desapercibida. Para entender esto es preciso darse cuenta de que el artilugio de la lengua se encuentra en un nivel sub-conciente, común, que no pertenece a nadie. Hablamos así de bien gracias a que no nos damos cuenta de lo que hacemos cuando hablamos. Esto se ilustra negativamente con varios fenómenos lingüísticos bien conocidos: la pronunciación pedante de ciertas palabras, las alternancias “se me cayó” / ”me se cayó” y otras, etc., además de hacer ver lo inútil de empeñarse en pronunciar a conciencia los fonemas estraños de la lengua que uno aprende.

García Calvo, Agustín: Otra vez hablando de lo que habla. Revista de didáctica español como lengua extranjera, ISSN 1885-2211 NUM.12, 201
 
Leer conferencia 

García Calvo, Agustín(1993): Hablando de lo que habla. Estudios de lenguaje. Editorial Lucina.
 

***


divendres, 12 desembre de 2014. Página de historia: 

Agustín García Calvo, "Hablando de lo que habla"


Sobre Realidad y Lengua

Para explicar la concepción de Agustín García Calvo sobre la lengua,
comencemos diferenciando los verbos 'existir' y 'haber'.

De acuerdo con el autor, diremos que algo 'existe' cuando está en la Realidad, en la conciencia. Esa Realidad, es aquello que el Poder en general no puede controlar; cuando hablamos de Poder nos referimos al nivel 'conciente', a la conciencia del Individuo Personal, la conciencia de la Academia de la Lengua, la conciencia del Estado, la conciencia del Capital.
Por el contrario, cuando decimos que 'hay' algo pero no 'existe', nos referimos a aquello que se encuentra en un nivel inferior a la conciencia (y, por tanto, a la Realidad). Estamos hablando de un nivel donde se hacen ideas de las cosas, nos referimos al 'subconciente'... Seguir leyendo

12 de diciembre de 2014

Scambiarsi le figurine


mercoledì 10 dicembre 2014

calvo0

Lo Stato si è fuso col capitale. L'uomo è diventato merce. Nella religione dell'economia, viene venerato un solo dio: il denaro. Un solo ideale: lo sviluppo. E questa società guidata dal sacrosanto criterio della redditività viene presentata come la migliore e la sola possibile: realtà indiscutibile, dove tutti gli individui, ridotti allo stato di risorse sorridenti, cercano di accedere ad un benessere egemonico. Come se la finalità dell'esistenza fosse quella di strozzarsi con una quantità sempre crescente di succedanei, di surrogati. "I beni del benessere hanno il sapore del vuoto", afferma con accento situazionista Agustin Garcia Calvo nel suo pamphlet. Per farla finita con il regime della falsificazione, basta smettere di crederci. Smettere di parlare il linguaggio dell'economia.

« Che cosa avverrebbe del denaro, della Banca, dell'enorme commercio della Rete Informatica Universale, se si diffondesse fra le persone una mancanza di fede, se ciascuno fosse assalito da un sospetto, con una certa frequenza ed intensità, un sospetto a proposito di quello che circola sulla Rete Informatica Universale, su quello che mantiene in piedi la Borsa, su quello che ogni giorno si va a comprare in Banca, come bambini che si scambiano delle figurine, con la più grande serietà, come se si giocassero la vita? Il denaro, per quanto potente, non potrebbe più niente. Tutte le forme di divinità hanno bisogno della fede: più la sua realtà è elevata, più è sublime, e più ha bisogno che si creda in Lui.» 

calvo libro
Benché scritto nel 1993, l'ultima crisi del capitalismo globalizzato non ha fatto altro che confermare e rafforzare l'attualità della sua analisi sulla "Società del Benessere"; questa "utopia" capitalista fondata sullo sviluppo continuo, che si è rivelata una vera e propria truffa ed un terribile incubo. Non solo perché abbia aumentato il divario fra il mondo sottosviluppato ed il mondo sviluppato, insieme alle disuguaglianze nei due mondi, ma anche perché ha messo in pericolo l'avvenire delle generazioni attuali e future attraverso lo spreco irrazionale delle risorse del pianeta. Uno sviluppo che serve da miraggio e da esca per la fede nel progresso capitalista, per far credere alle menzogne su cui si regge il dominio e che, con la fede ed il denaro, ci impedisce di reagire nei confronti della sua azione devastatrice del mondo.
Per fare rinascere il desiderio di emancipazione, è "assolutamente necessario smontare gli artifici dialettici che ci hanno portato a questa impasse e, allo stesso tempo, mettere a nudo le contraddizioni del nostro stesso discorso e della nostra stessa pratica rivoluzionaria". E' necessario sviluppare un'attitudine conseguente alla negazione. Cioè a dire: non a favore degli oppressi, ma contro gli oppressori, quindi "contro il potere, contro le idee, contro lo Stato, contro il denaro, contro il Signore eterno e, di conseguenza, contro la sua attualità: contro il futuro, contro il progresso, contro la morte". 

http://www.editoriallucina.es/articulo/analisis-de-la-sociedad-del-bienestar_47.html

Editorial Lucina. 10
Una serie de venticinco ataques al Régimen vigente en los Estados del Desarrollo, que tratan de poner al descubierto las principales falsificaciones en que se sustenta, centrándose ante todo en el Dinero y en la Persona Individual.

10 de diciembre de 2014

LA LÓGICA Y LA TRADICIÓN POÉTICA ANÓNIMA EN LEWIS CARROLL

20 de enero de 2010 por Juan Antonio Millón en su blog: Sendas y divagaciones AGUSTÍN GARCÍA CALVO Y LEWIS CARROL (Publicado en Revista Aurora, 1984)

 

  LA LÓGICA Y LA TRADICIÓN POÉTICA ANÓNIMA EN LEWIS CARROLL
Agustín García Calvo

Yo sí que en verdad sé muy poco acerca de Carroll. He leído, naturalmente, algunas cosas sobre él, y casi todas se me han olvidado; y en parte por desinterés por la persona de los creadores, poetas, filósofos o lo que sean: un desinterés que pienso que es razonable porque estamos hartos de sufrir el hecho de que la persona de los creadores, sean poetas, filósofos o lo que sean, se coma las producciones mismas; y tanto más progrese la cultura de los nombres de los poetas, filósofos y demás, cuanto menos se utilice por el público en general la poesía, la lógica u otras formas de pensamiento. Tal vez por esto es por lo que sé tan poco acerca de Carroll.
Otra cosa es, en cambio, lo que se refiere al uso de muchas de sus obras. Sobre esto sí que tengo algo en mi haber: este librote me ha acompañado casi constantemente desde hace cerca de veinte años, las Obras Completas de Carroll. No diré que sea mi libro de cabecera, puesto que para eso sería algo incómodo, tomándolo al pie de la letra, pero, en fin, como buen compañero lo cuento entre los pocos a los que tengo que agradecer mucho de placer, descubrimiento, alimento de la paciencia para sostener una cierta lucha desesperada contra eso que le constituye también a uno mismo, que se llama realidad.
Esto me mete en el tema que quería sacar ante ustedes. Si yo estimo mucho este libro y muchas de sus obras, y tengo ese agradecimiento por las ayudas prestadas, es sin duda porque algo hay en ellas, no sólo en Alicia o La Caza del Snark, sino también en algunas non-sense rhymes, limericks y riddles u otras pequeñas composiciones, insertas en varios de sus libros o conservadas como envíos a algunas de sus pequeñas amigas; algo hay de denuncia de eso que vengo llamando realidad, algo hay de descubrimiento: descubrimiento de la falsedad de esto en lo que los adultos vivimos y que a los adultos nos constituye también, a cada uno según su lugar especifico ...
Tal vez son diversas las técnicas que algunos hombres han podido emplear para llevar a cabo esta denuncia o descubrimiento. La de Carroll en concreto me parece sostenida por dos elementos en los que voy a hacer parar mientes brevemente: uno es la lógica o la matemática ... digamos «la lógica»; otro es la tradición de la gente corriente, de la gente indefinida, más o menos parlante, y dentro de la gente en especial los niños, y dentro de los niños en especial las niñas, pero todo ello formando parte de la gente.
En cuanto a lo primero, muchos de ustedes han disfrutado sin duda de las producciones matemáticas y lógicas de Carroll, conocen al menos parte de la colección de apasionantes problemas de carácter matemático o lógico; y lo más admirable en él es que estos mismos elementos penetran también en las producciones poéticas, sean en las rimadas, sean en la prosa: es uno de los casos más ilustres de compaginación, de colaboración, de las técnicas poéticas y las técnicas de la lógica.
Querría, antes de pasar al segundo tema, mejor hablar mucho de esto, darles una muestra (si se descuidan ustedes, en mi deseo de no hablarles de Carroll, me verían leyéndoles partes de este librote) de las que recuerdo bien: es un poco largo el ejemplo como muestra de la producción lógica, y no voy a poder traducirla aquí entera, pero algunos de ustedes la conocerán: el pequeño cuento de lo que la tortuga le dijo a Aquiles. Aquiles había alcanzado a la tortuga y se había sentado confortablemente en su lomo. «Así que has llegado al final de nuestra carrera -dijo la tortuga-, incluso aunque consiste de hecho en una infinita serie de distancias. Creía que algún sabihondo que otro había probado que eso no podía hacerse»; dijo Aquiles: «¡Es un hecho!, solvitur deambulando. Ya ves que las distancias iban disminuyendo constantemente y así...». «Pero ¿y si hubieran ido creciendo constantemente? -interrumpió la tortuga-, ¿entonces qué?» ....«Entonces no estaría yo aquí -replicó Aquiles-, y habría dado por varias veces la vuelta al mundo a las horas que son». «Me halagas, me aplastas, quiero decir» dijo la tortuga. La narración a continuación pasa a tomar esta conocida aporía de Zenón, que en lo que se nos conserva, mal, de los textos de Zenón de Elea se plantea flsicamente, y la traslada a un planteamiento que se refiere al propio lenguaje del planteamiento, al propio lenguaje de la aporía y especialmente a la lógica de las proposiciones hipotéticas; así que al cabo de un rato la tortuga le propone a Aquiles que se dedique a un juego para el cual le pide que saque de su casco un cuadernillo y un lápiz y vaya apuntando lo que dice. Lo que dice es, en primer lugar, una constatación de lo que sucede en la paradoja de Zenón: le dice que escriba las siguientes proposiciones: A) Las cosas que son iguales a una misma son iguales entre sí; B) Los dos lados de este triángulo son cosas iguales a una misma; Z) Los dos lados de este triángulo son iguales entre sí. Aquiles escribe esto y entonces la tortuga le plantea la escisión entre las premisas A y B y la conclusión Z. Le dice Aquiles: «Está claro que de las dos premisas se deduce la conclusión». Dice la tortuga: «Sí, en caso de que uno admita la proposición de que si A y B son ciertas, entonces Z es cierta también». «Claro, claro, por supuesto: en el caso de que uno admita esta proposición» dijo Aquiles. «Bien, entonces, merece la pena a su vez escribirla: escríbela en forma de proposición C»; de forma que queda la proposición C que dice: "Si A y B son ciertas, Z tiene que ser verdad"; esta proposición queda escrita como tercera. Bueno, ya ven ustedes por dónde va la historia, que tiene tres páginas en esta edición inglesa: naturalmente, cuando Aquiles se apresura a creer que esa carrera lógica ha terminado, la tortuga le hace constar que para que Z se deduzca lógicamente de A, B y C, es preciso admitir la proposición de que si A, B y C son ciertas, entonces Z es cierta; pero ésta es una proposición D, que Aquiles debe escribir a continuación de la C. Carroll dice que en ese momento se aleja del grupo, y que al volver al cabo de varios meses, se encuentra a Aquiles agotando su cuadernillo, escribiendo como loco las series de proposiciones del pretendido silogismo; y la cosa termina en la desesperación, que se manifiesta en insultos mutuos que se dirigen la tortuga y Aquiles con una serie de juegos de palabras que no traduciré aquí.
Bien, ésta es la muestra, entre otras, de la producción lógica, de la técnica de lenguaje a la que antes me refería. Ven ustedes que no es grano de anís esta hazaña de trasladar del ámbito, aparentemente físico, la teoría de Zenón a un ámbito que está constituido precisamente por el lenguaje, en este caso en especial por esta manifestación tan curiosa del lenguaje que son los enunciados hipotéticos, a los que los lógicos más avanzados no hacen mas que dar vueltas, cada vez más incómodas y desesperadas. Bien, no quiero entretenerles sacándoles más ejemplos acerca de estas artes lógicas: únicamente vuelvo a hacer constar mi admiración de cómo mucha veces estas artes se mezclan en común con las artes que solemos llamar poéticas.
Pero paso a lo que he dicho que era la segunda vía por la que veo alimentándose esta arte lingüística que aparece en muchas de las producciones de Carroll, rimadas o no, más o menos lógicas, más o menos narrativas, más o menos poéticas: he dicho que esto viene de la tradición de la gente corriente, y, en su caso en especial, de una cierta tradición inglesa; porque inglesa para mí no quiere decir nada de nación o raza, sino simplemente concebida en el idioma inglés, más o menos oficial o popular. En efecto, todas estas non sense rhymes o estos riddles que en los libros de Alicia y en otros muchos aparecen, no son ninguna invención personal de Carroll, están fundadas en una larga tradición de rimas de versos sin-sentido o de contrasentido, y en acertijos y otras cosas por el estilo, y de esta tradición es de donde, entre otras cosas, Carroll ha tomado el ritmo, ha tomado los juegos de sintaxis, cosas ambas en las que él tenía que tener un especial interés, tanto en el ritmo como en la sintaxis.
Hasta qué punto esto es así lo voy a demostrar con otro ejemplo, antes mejor que hablar mucho sobre ello. Por ejemplo, tomemos los versos, el tipo de versos, en que está escrita La Caza del Snark:


«Just the place for a Snark! l have said it twice:
That alone should encourage the crew.
Just the place for a Snark! 1 have said it twice:
What 1 tell you three times is true.»



Supongo que perciben ustedes más o menos esta alternancia de los versos de cuatro tiempos y los de tres, y sobre todo esa utilización del ritmo anapéstico, en el cual quiero centrar su atención, para hacer evidente esto de la tradición popular anónima.
Tienen ustedes conexiones con anónimos pertenecientes a la tradición inglesa. Me voy a limitar, si la memoria no me falla, a recordarles uno de estos poemillas que está en este mismo tipo de ritmo anapéstico, y en el que, de paso, no deja de ejercerse una cierta función también dialéctica, precisamente en torno a la ontología del yo; es decir que sería un poema que Carroll podría haber compuesto, pero que no lo compuso él, está en la tradición anónima inglesa. Esto, en traducción, dice así:



Había una vieja, habéis de saber,
que a la feria sus huevos iba a vender.
Un día de feria a la feria marchó
y al pie de la ruta dormida quedó.
Pasó un buhonero muy burlador
le cortó las enaguas todo alrededor.
Hasta las rodillas las faldas cortó,
con lo cual a la vieja un frío le entró.
Y cuando la vieja se fue a despertar,
a temblar se puso, se echó a tiritar;
se puso a mirarse, a llorar se echó:
¡Por Dios!, ¡Dios me valga!, que ésta no soy yo.
Pero si es que soy yo, y lo seré quizá,
tengo en casa un perrito y me conocerá;
si soy yo, su rabito vendrá a menear,
y si no soy yo, a gruñir y ladrar.
A casa la vieja se fue, y al llegar
salió su perrito, se puso a ladrar.
Al ver que ladraba, a llorar se echó:
¡Por Dios!, ¡Dios me valga!, que no, no soy yo.*

Primera versión de Agustín


Y creo que no tengo que hablar mucho para esclarecerles hasta qué punto hay una continuidad entre las producciones anónimas de este tipo, más o menos producidas por niños, más o menos producidas para niños, y las cosas a las que Carroll se dedica. Espero que vean cómo dos cosas tan aparentemente opuestas, la inspiración en la matemática y la lógica y la inspiración en las tradiciones populares y anónimas, convergen y hacen posiblemente la parte principal de la fuerza de las producciones de Carroll.
Naturalmente, de esta tradición popular Carroll no sólo ha tomado estas costumbres de los ritmos anapésticos y trocaicos y los juegos de sintaxis, ha tomado muchas otras cosas que pueden ser útiles para poner al desnudo aunque nada más sea por un momento, por un vislumbre, esta falsedad real sobre la que los adultos viven y a los adultos constituye.
Por eso es por lo que la inspiración de Carroll ha tenido que venir especialmente de esa parte del pueblo, de la gente indefinida, que son los niños; los niños tienen esta enorme ventaja: que por muy corrompidos que estén (desde pequeñitos, por supuesto, desde que aprenden a hablar lo están y esto muy bien lo sabía Freud), sin embargo están mucho más imperfectamente formados, no tienen una cantidad de actitudes, de intereses, empeños, vicios y por tanto ideas, que defender, para con ellas defenderse, que es la característica de todo hombre más o menos. Ésta es la ventaja que puede hacer que los niños, si fuéramos capaces de oirlos, fueran naturalmente mucho más clarividentes y capaces de descubrir esta falsedad a la que llamamos realidad.
Vean que cuando pasan las cosas que pasan, por ejemplo, en los libros de Alicia, no se trata de que estemos entrando en un mundo fantástico, es sobre todo que ese mundo fantástico se nos presenta lleno de detalles del mundo real, como muy natural, como muy cotidiano; un mundo en el que se sigue celebrando la ceremonia del té, donde la reina recibe como ama de casa, etc.; de forma que es todo lo contrario de lo que puede llamarse literatura de evasión. En este sentido puede ser lo que aludo más bien como una producción de descubrimiento, se trata de que lo que aparece en ese otro mundo, al menos como un espejo hace ver, contra éste que se da por real lo absurdo, lo maravilloso, lo increíblemente cabeza abajo que está este mundo de los adultos. Los niños saben esto muy bien.
En otro aspecto, incluso, los juegos de palabras ¿qué otra cosa son?: esa especie de palabras híbridas que fabrica con tanto gusto Carroll, por ejemplo la misma palabra 'Snark, ¿qué otra cosa es sino refinamientos de aquello a lo que los niños se entregan una y otra vez, repitiendo incansablemente, volviendo del revés, cambiando el orden de las sílabas de las palabras convencionales que comprende el lenguaje adulto, hasta que por medio de estos juegos la palabra empieza a producir ese efecto que muchos de ustedes recordarán, el efecto del descubrimiento del vacío, del sinsentido, que es precisamente parte de ese descubrimiento de la falsedad de la realidad de la que vengo hablando?
Y si esto puede decirse de los niños, así puede decirse que Carroll escribía solamente en apariencia para ellos, pero mucho más verdad es que lo que hacía era interpretar, resucitar algo que los niños saben y que tal vez no podría formular con tanta precisión literaria, pero que al fin y al cabo es lo que los niños saben. Carroll ha aprendido de los niños: habla como un niño, habla, si ustedes quieren, como hablaría un niño que por algún milagro hubiera tenido, sin embargo, grandes habilidades en la matemática y la lógica o en las otras artes poéticas.
Y ha aprendido especialmente de las niñas. ¿Por qué las niñas suelen ser más clarividentes, de esa clarividencia común a los niños en general, y por tanto de ellas se puede aprender más en esta labor de desmontar o descubrir la falsedad de la realidad? Bueno, yo pienso, sin darle muchas vueltas a la cosa, que es bastante sencillo... Los niños están conducidos en la práctica, si no se mueren antes, a convertirse en adultos, pero las niñas, además, están condenadas a la suerte doblemente trágica de convertirse en adultos del sexo dominado, con todo lo que esto puede comportar consigo; de manera que en cierto sentido el destino es doblemente trágico, en cuanto que tiene que acceder a convertirse en mujer, y no puedo por menos de poner en relación con este carácter doblemente trágico del destino esa especie de listeza, de finura, capacidad de descubrimiento y de denuncia que en las niñas se presenta de manera más segura, con frecuencia, que en los niños.
Pero sobre todo quisiera terminar instándoles a que no separen mucho a los niños y las niñas de lo que he llamado gente en general: en efecto si una de las cosas que puede poner en obra una técnica de descubrimiento es esa sabiduría en las habilidades lógicas de la que ustedes han visto un ejemplo, por otro lado Carroll ha aprendido especialmente de la gente que no es nadie determinado, del aprendizaje de la tradición anónima; y solamente de esta gente, y como ejemplo de ello les invito a considerar cómo Carroll ha aprendido mucho de esa parte de la gente, todavía no demasiado formada, todavía no demasiado obligada, que son los niños y particularmente las niñas. Con ello doy por terminada mi intervención.


*Del inglés original:

There was an old Woman
Nursery Rhyme lyrics

There was an old woman,
As I've heard tell,
She went to market
Her eggs for to sell;
She went to market
All on a market day,
And she fell asleep
Upon the King's Highway.

There came by a pedlar
Whose name was Stout,
He cut her petticoats
All round about;
He cut her petticoats
Up to her knees,
Which made the little old woman
To shiver and freeze.

When the little old woman
First did wake,
She began to shiver
And began to shake.
She began to wonder,
She began to cry,
"Lauk a daisy on me, this can't be I!"

"But if it be I,
As I hope it may be,
I have a little dog at home
And he'll know me
If it be I
He will wag his little tail,
And if be not I,
He will loudly bark and wail."

Home went the little woman
All in the dark,
Up got the little dog
And he began to bark.
He began to bark;
So she began to cry,
"Lauk a daisy on me this is none of I."

Opie, Iona and Peter (1997)The Oxford Dictionary of Nursery Rhymes. 592 pages.

5 de diciembre de 2014

Pourquoi lire "La Société du Bien-être" d’Agustín García Calvo

par Octavio Alberola
 4 décembre 2014

L’intérêt de lire l’Analyse de la Société du Bien-Être c’est - comme le précise Luis Andrés Bredlow (professeur d’histoire de la philosophie à l’Université de Barcelone) dans son prologue à la première édition en français de ce livre édité par les Éditions Le Pas de côté - d’être l’écrit d’Agustín García Calvo « qui se prête le mieux à une première approche de cette "politique du peuple", qui est le contraire de la politique des politiciens, des partis et des États (cette dernière ne pouvant s’opposer au Capital et à l’Économie, étant mêlée à leurs affaires au point de ne plus pouvoir s’en distinguer) ». 

Cela serait déjà donc une bonne raison pour lire ce livre ; car, même s’il a été écrit en 1993, les dernières crises du capitalisme mondialisé n’ont fait que confirmer et renforcer l’actualité de son analyse sur la « Société du Bien-être » - cette « utopie » capitaliste, fondée sur le Développement continu, qui s’est révélée être aujourd’hui une vraie escroquerie et un terrible cauchemar pour les exploités et la majeure partie des humains. Non seulement parce qu’en plus d’accroître l’écart entre le monde sous-développé et le monde développé et aussi les inégalités - entre les possédants et les dépossédés - dans ces deux mondes, elle met en péril aussi l’avenir des générations actuelles et futures avec l’irrationnel gaspillage des ressources de la planète. Car, ce Développement sert de mirage et d’appât pour la Foi dans le Progrès capitaliste afin de nous faire croire aux mensonges (les Idées de Temps, de Futur, de Réalité) sur lesquels repose actuellement la domination et qui, avec la Foi en l’Argent, nous empêchent de réagir face à elle et à son action dévastatrice du monde. En ce sens, ce livre est un complément précieux aux deux livres (Contre la Paix, Contre la Démocratie et Qu’est-ce que l’État ?) que l’Atelier de Création Libertaire de Lyon a édités, au début des années 1990, afin de faire connaître en France la pensée d’Agustín García Calvo, l’un des penseurs ayant analysé la domination dans ses supports les plus profonds de l’être individuel et collectif.

Dans le prologue de Contre la Paix, Contre la Démocratie, j’avais avancé plusieurs raisons pour lire les textes d’Agustín García Calvo. Ces raisons me paraissent aujourd’hui encore plus pressantes qu’alors. Fondamentalement parce que, pour faire renaître le désir d’émancipation, je continue à penser qu’il est « absolument nécessaire de démonter les artifices dialectiques qui ont conduit à cette impasse et de mettre à nu - en même temps - les contradictions de notre discours et de notre pratique révolutionnaires ». Et parce qu’il faut développer une attitude de négation conséquente. C’est-à-dire : non pas en faveur des opprimés, mais ; comme le dit García Calvo - contre les oppresseurs. Donc, « contre le Pouvoir, contre les Idées, contre l’État, contre l’Argent, contre le Seigneur éternel, et par conséquent contre son actualité : contre le Futur, contre le Progrès, contre la Mort ». C’est pourquoi je crois que la lecture de La Société du Bien-Être [1] peut être utile pour approfondir la réflexion sur la poursuite du combat contre la domination sous toutes ses formes. 

García Calvo/Cartas de negocios de José Requejo

Lo de José Requejo y sus cartas de negocios es un trabalenguas, especialmente indicado para inesperados aficionados a la realidad.

No recuerdo dónde me topé con el artículo de un escritor encumbrado hablando de esto, de aquello… y de todo un poco. También de los que, a él, más lo habían impresionado. Creo que fue en la prensa, y que el escritor era…

Lo que tal decía de Cartas de negocios de José Requejo era como para no dejarlas pasar. Les di el alto hace poco… cuando vi la portada del librajo, qué linda, me enamoré del asunto, y pensé, no sé si acierto, en Panero, Leopoldo María… luego, al leer las cartas, me enamoré, sobre todo, de la portada… aunque no sólo de ella, que también de algunas y lagunas de las misivas de Requejo, pero no de todas, más bien de las menos, que las hay que no… de esto que el tono general es, no sé, como de cuarto o habitación que lleva sin ventilar cuarenta húmedos y viscosos años y que cuando entras en ella, buff, abafas, de abafar, ojo, como si te asfixiaras… aunque luego aparece alguna andanada de cuidado, fragante, de las que justifican el viaje y te llenan los pulmones.

 http://www.editoriallucina.es/articulo/cartas-de-negocios-de-jose-requejo-_3.htmlEl rollo esquizoide que tienen montado Agustín García Calvo y José Requejo, algo así como el que se gastaba Eça de Queiroz con Fradique Mendes, affaire bien distinto al de Jorge Luis y Macedonio, es cosa y caso aparte… Calificándolo de esquizoide ya como que interesa… Os podría decir que son uno mismo, Agustín y José, pero prefiero deciros que no. Si buscáis el libro en internet os aparecerá de todo… los hay que dicen que el autor es José Requejo, los hay que Agustín y no faltan los que aclaran que José Requejo aunque editado y compilado por García Calvo… qué acampada… eso sí, todos os lo querrán vender…


La portada moderna e impactante pertenece (con pequeñas variaciones) a las dos primeras ediciones… más luego es diferente… según uno se puede enterar a la vez que investiga el quién es quién de este enigma de doble personalidad… que te encuentras con la tercera edición, y las siguientes, que son menos bonitas... y ahora más en serio, aún: el autor es... Disponible en: venturitas.blogspot.com.es. 9 Octubre de 2014. (reproducimos la entrada tal cual está en el blog)