27 de agosto de 2015

Macbeth - Edición Bilingüe (PENGUIN CLÁSICOS)


Los mejores libros jamás escritos
La tragedia de Macbeth, un violento y sanguinario mapa de la ambición humana, empieza en el preciso instante en que las hermanas fatídicas le revelan el esplendoroso futuro que le aguarda. Sus palabras parecen un canto de sirena surgido de las profundidades del infierno, una seducción que cualquier hombre sensato desoiría. Pero cuando se cumple la primera predicción y el rey Duncan le nombra barón de Cáudor para recompensar su inteligencia y destreza en el campo de batalla, las dudas, la codicia y la obsesión se apoderan de Macbeth y de su ávida esposa.
Frente al magnífico texto original presentamos la versión rítmica de Agustín García Calvo, uno de los humanistas más destacados del panorama español. Asimismo, viene acompañada de una introducción de Carol Chillington Rutter, catedrática de literatura inglesa de la Universidad de Warwick.
«¡Salud a ti, Macbeth! ¡Salud, barón de Glamis!
¡Salud a ti, Macbeth! ¡Salud, barón de Cáudor!
¡Salud a ti, Macbeth! Serás un día rey.»


Macbeth. Versión rítmica de Agustín García Calvo

23 de agosto de 2015

Cincuenta años de la expulsión de la Universidad de López Aranguren, García Calvo y Tierno Galván

La dictadura franquista acusó a los profesores de incitar a la subversión | José María Valverde y Antonio Tovar renunciaron a sus cátedras voluntariamente como protesta contra esta medida.

La Vanguardia - Cultura 20/08/2015

Barcelona (Redacción). – La dictadura franquista veía a algunos profesores universitarios como auténticos enemigos. En agosto de 1965 decidió, publicándolo en el Boletín Oficial del Estado, separar “definitivamente” a los profesores López Aranguren, García Calvo y Tierno Galván de la Universidad. Les acusaban de incitar a la subversión.

La medida tuve mucha repercusión en la época, e incluso José María Valverde y Antonio Tovar renunciaron a sus cátedras voluntariamente como protesta.
Las órdenes citadas declaraban a los profesores culpables de una “falta grave de disciplina académica”. Las órdenes del Ministerio por las que se resolvía el expediente incluía, también, a los catedráticos Montero Díaz y Aguilar Navarro, cuya sanción de separación de la Universidad era temporal, por un total de dos años.

En realidad, a todos se les acusaba de apoyar las protestas estudiantiles que aquél año protagonizaron muchas universidades españolas, en especial la de Madrid... Seguir leyendo en La Vanguardia

21 de agosto de 2015

31 de julio de 2015

Agustín García Calvo

Por Juan Vallejo

Hace unos días, en la última página de El País, en una columna firmada por Félix de Azúa, (recientemente elegido Académico de la Española, sillón "H", el que ocupó Martín de Riquer) hablaba de una de las personas más inteligentes que había conocido en su vida. 

Se refería a Agustín García Calvo, el poeta, el filósofo; dramaturgo, ensayista y sobre todo gramático y pensador nacido en Zamora en 1926, ciudad en donde falleció el 1 de noviembre de 2012.  No puedo estar más de acuerdo con estas palabras de Azúa, cuya inteligencia no le va a la zaga al sabio García Calvo -no en vano fue discípulo suyo, como lo fueran toda una pléyade de filósofos y ensayistas como Fernando Savater, el cual salió trasquilado de la amistad del catedrático de latín de la Complutense de Madrid-. 

Viene esto a cuento de mi amistad con este hombre que fue premio nacional de ensayo, de literatura dramática y premio al conjunto de toda una obra entre docenas de premios que le situaron, sitúan, entre uno de los hombres más sabios del XX-XXI.  Y digo esto, con la benevolencia de ustedes que soportan mis colaboraciones en este medio, por referirme a mí mismo en esta historia que paso a contarles.

Por los años noventa, Diario 16 Burgos (del cual fui miembro del Consejo editorial, dirigido por el inolvidable José Luis Estrada, cuyas cenizas descansan a orillas del lago de Sanabria, su tierra), periódico en el que colaboré desde mi residencia habitual en Madrid, vía fax entonces, tuvo la osadía de crear un suplemento cultural llamado El Dorado de Castilla, cuyo alma mater fue la redactora Jefe del diario, Esther Bajo, compañera del director y magnífica periodista, ahora residente en León donde fueron "autoexiliados" a la Crónica de León, una vez fracasadas las andanzas del Diario XXI, y otros periódicos que dieron en desembocar en el Correo de Burgos, actualmente en vigor.  En este medio hay algún periodista que trabajó en el desaparecido Diario 16 Burgos; el director actual, por ejemplo.   El semanario cultural, Dorado de Castilla, salió setenta semanas. Les remito a una edición recopilatorio de dicho suplemento, realizada por Carlos de la Sierra y Fernando Barriuso en 2013 con CD incluido. En este medio publiqué algunas vivencias con amigos del alma como Maese Calvo y Agustín García Calvo entre otros... Seguir leyendo en Burgosdigital



26 de julio de 2015

La bohemia y el mundo de las letras pierden al Príncipe Galín



Juan Mari Solera, ferrolano de Ferrol Vello, falleció en Madrid

RAMÓN LOUREIRO Ferrol, 26 de julio de 2015. Actualizado a las 05:00 h.


La bohemia, la leyenda de un tiempo que ya no existe y, por qué no decirlo, también el mundo de las letras, han perdido al Príncipe Galín. Juan Mari Solera, que era como se llamaba pero no como le llamaban, había nacido en Ferrol. Era un ferrolano de Ferrol Vello, vecino y hermano de los muelles, un bohemio que vivió su vida entera cantando versos, clamando contra todo lo que le parecía injusto y sobreviviendo poco menos que de milagro.

Amigo personal de Agustín García Calvo, al que siempre estuvo muy unido y a quien defendió cuando no lo defendía nadie, fue durante buena parte de su vida un personaje imprescindible de la noche compostelana. Eterno estudiante, las viejas calles de Santiago no serán lo mismo sin él. Ha muerto lejos de Galicia, en Madrid. Y se ha ido cuando Galicia celebra su día más grande.

Dicen que sentía aversión por Cunqueiro, y que hasta llegó a reventarle algún homenaje. Pero si esa aversión existió alguna vez, el tiempo la había borrado. Tambien él, poeta de versos derramados en el aire, escritor sin libro, músico a cielo abierto, marino sin Puerto, fue víctima de su propia leyenda, como Don Álvaro. Dicen que Solera era un pícaro, pero mienten. Solo era un hombre sin suerte. Navegó mucho, pero la muerte lo atrapó lejos del mar. Ahora ya es Galín para siempre. Lo de Príncipe ya no se lo quita nadie.

***

Muere en Madrid el Príncipe Galín, gallego universal y el último romántico

Por el 26 de julio de 2015...Leer en mundodiario


                                                ***

Mi príncipe Galín en Gibraltar


26 agosto, 2013 por María Fidalgo.
Tengo debilidad por las personas que cuando mueren la gente recuerda “episodios” de sus vidas, tal vez porque perdí a mi padre Manuel Luis de muy niña y me contaban todo tipo de batallitas variopintas que transcurrido medio siglo siguen en la memoria de los que lo recuerdan. También mi mejor amigo el entrañable ferrolano Carlocho Cánovas era de esos. Tengo la sensación de que en el Ferrol de la magistral columna de Siro existían por doquier personas peculiares que daban color a la vida, pero ahora son rara avis. Por ello, reconozco incondicionalmente la condición regia del príncipe nacido en Ferrol cuya soberanía llega a los confines de las tierras galaicas. Estoy hablando de Su Alteza Serenísima el Príncipe Galín de Galicia, Principe de Galicia, Marqués de Curuxeiras y Señor de Ferrol Vello, ferrolano y gallego universal cuya vida y trayectoria sigue teñida de un halo de leyenda, picaresca y romanticismo.
Nacido Juan Marí Solera en el Ferrol de 1950 filosofo, cantante, poeta navegante, rapsoda, músico, empresario, agitador y mitico personaje “underground”, sus aventuras legendarias lo acompañan desde su más tierna infancia, cuando los niños ferrolanos de su generación lo sitúan escapándose con un circo que se instaló en la Plaza de Sevilla... Seguir leyendo en Galicia Ártabra