25 de mayo de 2016

Soliloquio CCX de 'Más canciones y soliloquios'

 Poema manuscrito enviado por I. Escudero

*

 CCX

Al despertar, me rebullían las sienes
y algo me dijo restregar las legañas
 

«y hacia el Lucero por la senda enseguida
échate a andar
». Hacia el Lucero he corrido
monte y llanura. A mediodía, sudoso,
entré en el pueblo; pero no preguntaba
dónde el mesón, sino que dónde la escuela;
ah, pero el tísico maestro casposo
nada sabía. Y otra vez al camino
hacia el Lucero. He peleado diez años;
traigo rajada la rodela de bronce,
roma la lanza. Y al caer de la noche,
sólo dos versos he leído en la arena:
 

«Es bueno todo lo que hagas con gracia:
no todo falso lo que digas mintiendo
».

16 de abril de 2016

Diálogo entre artistas

Toño Barreiro, Sergio Barrera y Fernando Machado comparten su arte en "Dejarse pintar" en la Biblioteca Pública


16.04.2016 | 13:13

Desde la izquierda Fernando Machado, Toño Barreiro y Sergio Barrera ante cuadros del primero.
Desde la izquierda Fernando Machado, Toño Barreiro y Sergio Barrera ante cuadros del primero. 


Una amistad de muchos años y planteamientos artísticos que están en la misma sintonía han hecho que Sergio Barrera, Fernando Machado y el zamorano Toño Barreiro exhiban sus creaciones por primera vez unidas en la exposición "Dejarse pintar", inaugurada ayer por la tarde en la sala de exposiciones de la Biblioteca Pública del Estado en un acto que contó con presencia de múltiples artistas locales de diversas disciplinas que no quisieron perderse la oportunidad de ver las últimas piezas de este trío de grandes firmas pictóricas.
"Los tres el concepto de dejarse pintar lo llevamos a cabo en todo el proceso de creación y desarrollo de la obra y es una idea que ya había trabajado Sergio en exposiciones anteriores, con planteamientos basado en el pensamiento de Agustín García Calvo", subraya Toño Barreiro quien ha actuado también como comisario de la muestra que reúne más de 40 piezas realizadas en los últimos años por la terna de creadores... Seguir leyendo

29 de marzo de 2016

II Jornadas Culturales "Historia y movimiento obrero"

 Cartel


Programa

*** 
La rebeldía de García Calvo en las Jornadas Culturales de la CGT :


Las II Jornadas Culturales de la CGT tienen como objetivo promover la figura de Agustín García Calvo a través de diversas actividades que tendrán lugar la próxima semana, del 4 al 8 de abril, en el Colegio Universitario.

La CGT, en colaboración con la Junta de Castilla y León, la Diputación de Zamora y el Ministerio de Cultura, programa las II Jornadas Culturales de la historia y el movimiento obrero bajo la figura de Agustín García Calvo. La figura de este zamorano, uno de los pensadores más importantes de nuestro país, se descubrirá a través de una exposición fotográfica, de la proyección de un documental y de mesas redondas.

Las actividades se desarrollarán a lo largo de cinco días, en los que se aproximará al público la obra del intelectual, del pensador y del filólogo zamorano. "A pico y pala" y "De la represión franquista a la disidencia sevillana: el caso de Agustín García Calvo" serán las dos conferencias que, a modo de mesa redonda, la CGT organizará los días 5 y 8 de abril respectivamente en el salón de actos del Colegio Universitario de Zamora a las ocho de la tarde.

28 de marzo de 2016

El sello 'La Cabaña' regala un álbum sobre Sánchez Ferlosio

Chicho Sánchez Ferlosio es el protagonista del álbum-homenaje del sello La Cabaña.


Los granadinos han subido a su web un trabajo discográfico con el que homenajean al compositor 
Chicho Sánchez Ferlosio

JUAN JESÚS GARCÍA | GRANADA

El inquieto sello discográfico granadinos La Cabaña (que estos días tienen ya listo el 'Más que posible' de Brio Afín) regala desde su web un álbum de homenaje a uno de los compositores más sorprendentes del último siglo: Chicho Sánchez Ferlosio, cuyas canciones han sido interpretadas habitualmente desde el mundo del cantautor (Krahe, Sabina, Amancio Prada, Víctor Jara.) pero nunca desde el pop. Estévez, Jean Paul, Luis Arronte y Brio Afín interpretan el repertorio del legendario autor madrileño que falleció en 2003. Raúl Bernal (Jean Paul) fue el padrino de la idea, y lo cuenta.

¿Cómo llegaron a Ferlosio?

A Ferlosio llegamos de casualidad, llegamos a él por escuchar canciones suyas en otras voces. Joan Báez o Víctor Jara ni más ni menos, han cantado sus canciones. Ya sabes, escuchar, investigar y dar con el origen. Además, La Quinta Brigada, canción de su autoría, es una canción que tengo grabada en mi memoria desde bien pequeño. Fran, Chesco y yo empezamos a hacer versiones de Ferlosio para un proyecto común mucho antes de la creación de Cabaña. Se quedó aparcado bastantes meses, pero no por falta de ganas. Entonces surgió la posibilidad de hacer un disco monográfico a un artista, se lo propusimos a nuestros compañeros, les encantó la idea y nos pusimos a grabar... Seguir leyendo 

16 de febrero de 2016

Hermano García Calvo

Jesús Ferrer. 


La figura intelectual de Agustín García Calvo (Zamora, 1926 - Ibídem, 2012) es única e irrepetible, pero ayuda a su comprensión hacerlo partícipe de una singular nómina de heterodoxos librepensadores contemporáneos: Gustavo Bueno, Rafael Sánchez Ferlosio, Antonio Escohotado o Fernando Savater. Su filosofía, de fuerte connotación literaria, se basa en una sistemática revisión crítica de poderosos estamentos sociales, un bronco tono polemista, la decidida apología de la libertad individual, un anárquico desenfado, el desengañado optimismo existencial, una ética personal enfrentada a cualquier autoritarismo y una expresividad cómplice y anticadémica. En la mente de todos está la expulsión de su cátedra universitaria durante el franquismo por apoyar públicamente una sonada protesta estudiantil. Lingüista, ensayista, poeta y autor teatral, su obra refleja un indomable espíritu contestatario, la insobornable conciencia de la transgresión enfrentada al reaccionario convencionalismo social. Libertario, contradictorio, irrespetuoso y extravagante, combinando la ternura con el exabrupto, su arrolladora personalidad intelectual nos legó la certeza de que todo conocimiento nace de la lúcida insatisfacción y la permanente autocrítica.
Versos alejandrinos
A principios de los años setenta García Calvo sorprendía con «Sermón de ser y no ser», un curioso libro en versos alejandrinos de rima libre donde planteaba ese ideario que participa de lo civil, lo ontológico, lo ético y lo estético. En este mismo tono y con idénticas intenciones –una poética de la proclama antisistema–, regresa ahora póstumamente con «Sermón de dejar de ser», una homilía laica que combina la vehemencia con la melancolía, la razón con el sentimiento, recopilación al fin de su idiosincrático pensamiento.
Se inicia la obra cuestionando el nombre de las cosas, con el que éstas cobran sentido reconocible y forma concreta; para continuar contemplándose el autor en un espejo, metáfora de la ambivalencia identitaria; avanzando sobre la responsabilidad colectiva en la reforma social, la crítica a las estructuras del poder político establecido, la denuncia de grandes injusticias globales como la guerra o el hambre, la barroca presencia de la muerte en nuestra cotidianidad, la legitimidad de la desobediencia testimonial, una irónica mirada sobre el éxito y el fracaso en nuestra sociedad o la visión íntima y personalista de una particular espiritualidad, entre otros temas y referentes.
Implicando directamente al lector –«hermano», le señala repetidamente– en coloquial y desinhibida expresión, se previene aquí contra el convencionalismo complaciente y adocenado: «... Tú no les oigas: ésos son los mismos / que te invitan a trabajar, sufrir, pasarlas negras / de momento, negociar, ahorrar, en la esperanza / de así alcanzar la felicidad mañana y luego / la gloria eterna...». Y se denuncia, en un ejercicio de anárquica relativización, las curiosas mutaciones históricas: «Y es triste, hermano: tantas veces que se ha visto / en esta humana historia cómo derribaba / al Poder la rebelión de lo que hubiera vivo / de pueblo-que-no-existe, y cómo al otro día / ocupaba la rebelión el trono del Poder...». Rebeldía e insumisión en una antilírica representativa del imaginario existencial y civil de un atrabiliario, inolvidable filósofo.


Leer en La Razón:  Hermano García Calvo